Recursos

En abril de 2020, la NSWP lanzó una encuesta global para entender el impacto de la COVID-19 sobre las personas que ejercen el trabajo sexual. La encuesta recibió 156 respuestas de un total de 55 países de las cuales 53 respuestas fueron de 6 países – Canadá, Guyana, México, Surinam, Trinidad y los EUA – en la región de Norteamérica y el Caribe.

Puede descargar el informe de 10 páginas anterior. Está disponible en inglés, francés, ruso, español y chino.

En abril de 2020, la NSWP lanzó una encuesta global para entender el impacto de la COVID-19 sobre las personas que ejercen el trabajo sexual. La encuesta recibió 156 respuestas de un total de 55 países de las cuales 18 respuestas fueron de 11 países – Australia, Bangladesh, China, Hong Kong, Myanmar, Nepal, Nueva Zelanda, Singapur, Corea del Sur, Tailandia y Vietnam – de la región de Asia y el Pacífico. 

Puede descargar el informe de 10 páginas anterior. Está disponible en inglés, francés, ruso, español y chino.

En la mayoría de los países, las personas que ejercen el trabajo sexual son sometidas a explotación laboral y condiciones de trabajo poco seguras, y no gozan de las mismas protecciones y regulaciones laborales que los demás trabajadores. Esta Guía Útil plantea la idea de que el trabajo sexual cabe dentro de las normativas laborales internacionales, y en especial el Programa de Trabajo Decente.